¡¡LA CURA DEL CORONAVIRUS!!


6 julio, 2020

Por José Manuel Izaguirre.
(Dicen que estaremos seguros hasta que surja una vacuna)
 “Los científicos no somos magos que podamos ver el futuro”: ALBERT EINSTEIN
Hace tres meses escuché que los especialistas calculaban que tendríamos una vacuna, probada y lista para su aplicación en humanos, hasta dentro de 18 meses. O sea, hasta octubre de 2021.
 Mientras tanto los humanos que se contagien durante este largo (¿Largo?, pueden ser más de 18 meses) período, serán tratados con los medicamentos y procedimientos que ya se tienen probados y con los que vayan dando buenos resultados conforme se avanza hasta tener la vacuna en mano.
 Por allá por abril dije que la estrategia de contención debería constar de algunos elementos básicos para que fuese efectiva y ESCRIBI:
– Debe ser sencilla, despojada de complicaciones, tanto que hasta los “contadores tontos” (como yo) pudiesen entenderla
– Las medidas de que conste, deben ser de observancia obligatoria y con sanciones para los infractores, sea quien sea
– Debe ser comunicada con voz que denote autoridad, con firmeza, con contundencia, de ser necesario en un tono que parezca militarizado
– Deberá coincidir en buena parte con las medidas de contención que se han establecido en los países exitosos en esta tarea (ya se tenían tres meses de experiencia y por todo el tiempo que dure con nosotros este monstruo, tendremos tres meses de luz para modificar por errores o incluir por éxitos, medidas ya probadas en otros países)
¿QUE FUE LO QUE PASO?
– La estrategia es complicada. Los ciudadanos de a pie no le entendemos. La terminología aplicada (aplanar la curva) es de difícil comprensión
– Se hizo una comunicación “blandengue” despojada de autoridad, dando de voz la posibilidad de acatarla o no. Y en esas estamos
– No contempló la ejecución de “pruebas”, algo que fue recomendado casi por la totalidad de las autoridades mundiales
– El uso de cubre-bocas (medida de suyo eficaz) fue y es desdeñado por casi todas las autoridades responsables del manejo de la pandemia y la sana distancia es otra regla sencilla y poderosa que las autoridades, dados sus intereses políticos, se han encargado de destruir al no observarla
RESULTADOS:
 Los contagios y los fallecimientos están en cifras elevadas. Un muerto hubiera sido mucho (piense si ese uno hubiera sido alguien de su familia), pero ahora los contamos por centenas al día.
 El aprendizaje de la gente sobre el uso de cubre-bocas y la sana distancia fue nulo y por eso: La reapertura económica está fallando y ya se le está dando marcha atrás a la instrucción de reapertura, pero los comerciantes de todo tipo no están haciendo caso y creo, que no solo no cerrarán, sino que seguirán operando sin cubre-bocas y sin sana distancia. Lo he visto.
 Puestos de tacos donde las cocineras y meseras no traen cubre-bocas. Trabajadores de actividades no esenciales trabajando hombro con hombro, literal, sin cubre-bocas. Gente haciendo filas en los bancos sin cubre-bocas y que además cuando los trabajadores del Sector Salud se acercan para ofrecer apoyo e instruir sobre la sana distancia, son maltratados sin hacer el menor caso de lo que se le aconseja. Y no le sigo.
  Tenemos tiempo para corregir, porque esto no se acaba hasta que se acaba. La Crisis sigue, y sigue y sigue, por lo menos hasta que haya una vacuna efectiva. Pero; ¡¡No estamos solos, todos nos tenemos a todos!!: Cubre-bocas, máscaras, lavado de manos, gel antibacterial y sana distancia son claves para evitar contagios.
 ¡¡APLAUSOS PARA TODOS LOS INTEGRANTES DEL SECTOR SALUD!! ¡¡SIGUEN AHÍ!!
 Un abrazo para todos mis amigos de FACE y 12 HORAS.

EDICIÓN IMPRESA